Recetas sencillas para disfrutar de tus frijoles cultivados en casa

En la era de la autosuficiencia culinaria y la tendencia hacia una alimentación más saludable y sostenible, cultivar tus propios frijoles en casa se ha convertido en una experiencia verdaderamente gratificante. ¿Qué podría ser más satisfactorio que cosechar los frutos de tu propio esfuerzo y transformarlos en deliciosas creaciones culinarias?

En este artículo, te llevaremos de la mano a través de un viaje gastronómico que te permitirá disfrutar al máximo de tus preciados frijoles cultivados en casa. Desde recetas simples hasta platos gourmet, descubrirás cómo aprovechar al máximo este tesoro cultivado en tu propio jardín.

Prepárate para sorprender a tu paladar y deleitar a tus seres queridos con estas recetas irresistibles que harán que cada comida sea un festín de sabores caseros. ¡Bienvenidos a la cocina de los frijoles cultivados en casa, donde la frescura y la simplicidad se combinan para crear platos memorables!

Recetas sencillas para disfrutar de tus frijoles cultivados en casa

Recetas sencillas

Los frijoles, esos pequeños tesoros gastronómicos, han sido un pilar fundamental en la alimentación de diversas culturas alrededor del mundo durante siglos. Su versatilidad en la cocina y su alto valor nutricional los convierten en un ingrediente esencial en cualquier despensa.

En esta ocasión, exploraremos siete recetas sencillas con frijoles que te permitirán descubrir nuevas formas de disfrutar de este ingrediente lleno de sabor y beneficios para la salud.

Frijoles Charros

Los Frijoles Charros son un platillo tradicional mexicano que combina frijoles con ingredientes como tocino, chiles, cebolla y tomate. Aquí tienes una receta básica para preparar Frijoles Charros:

  • 2 tazas de frijoles pinto (previamente remojados durante la noche).
  • 200 gramos de tocino, picado en trozos pequeños.
  • 1 cebolla grande, picada.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • 2 chiles jalapeños, picados (ajusta la cantidad según tu tolerancia al picante).
  • 2 tomates medianos, picados.
  • 1 taza de agua o caldo de pollo.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 1 cucharadita de comino en polvo.
  • 1/2 taza de cilantro fresco, picado.
  • 1/2 taza de hojas de epazote fresco (opcional).
  • 1/2 taza de chorizo (opcional).

Instrucciones:

  1. Enjuaga los frijoles remojados bajo agua fría y escúrrelos.
  2. En una olla grande, cocina el tocino a fuego medio hasta que esté crujiente. Retira el exceso de grasa, dejando aproximadamente 2 cucharadas en la olla.
  3. Agrega la cebolla, el ajo y los chiles jalapeños a la olla y saltea hasta que estén tiernos, aproximadamente 5 minutos.
  4. Añade los tomates picados y cocina durante otros 5 minutos hasta que se ablanden.
  5. Agrega los frijoles escurridos a la olla y revuelve bien.
  6. Vierte el agua o caldo de pollo en la olla y lleva a ebullición.
  7. Reduce el fuego a bajo y cocina los frijoles a fuego lento durante aproximadamente 1-2 horas o hasta que estén tiernos. Añade más agua si es necesario para mantener los frijoles cubiertos.
  8. Cuando los frijoles estén tiernos, sazónalos con sal, pimienta y comino al gusto. Si deseas un toque extra de sabor, puedes agregar chorizo cocido y desmenuzado en este punto.
  9. Justo antes de servir, añade el cilantro fresco y, si lo tienes, las hojas de epazote picadas. Revuelve bien.
  10. Sirve los Frijoles Charros calientes como acompañamiento de platos como carne asada, tacos o simplemente con tortillas de maíz.

Recetas sencillas para disfrutar de tus frijoles cultivados en casa

¡Disfruta de tus Frijoles Charros caseros! Puedes personalizar esta receta agregando ingredientes adicionales como chiles serranos, pimientos, o lo que prefieras para darle tu toque personal.

Frijoles Puercos

Los frijoles puercos son un platillo tradicional de la cocina mexicana, conocidos por su sabor picante y su mezcla de ingredientes deliciosos. Aquí tienes una receta básica para preparar frijoles puercos:

  • 2 tazas de frijoles negros cocidos (puedes usar frijoles de lata o cocinar los secos previamente).
  • 200 gramos de chorizo mexicano (puede ser picante o no, según tu preferencia).
  • 1 cebolla, picada.
  • 2 dientes de ajo, picados.
  • 1 lata de tomates en cubos (400 gramos).
  • 1 chile jalapeño, picado (ajusta la cantidad según tu tolerancia al picante).
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 1 cucharadita de chile en polvo.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite vegetal para cocinar.
  • Queso rallado (opcional, para servir).
  • Tortillas de maíz (opcional, para acompañar).

Instrucciones:

  1. En una sartén grande, calienta un poco de aceite a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo picados y cocínalos hasta que estén tiernos y fragantes, aproximadamente 3-4 minutos.
  2. Añade el chorizo a la sartén y cocínalo hasta que se dore y libere su grasa, rompiéndolo con una cuchara de madera mientras lo cocinas, aproximadamente 5-7 minutos.
  3. Agrega el chile jalapeño picado y los tomates en cubos a la sartén. Cocina por unos minutos hasta que los tomates se ablanden y la mezcla esté bien combinada.
  4. Incorpora los frijoles negros cocidos a la sartén y mezcla todo bien. Añade el comino molido, el chile en polvo, sal y pimienta al gusto. Cocina a fuego medio-bajo durante unos 10-15 minutos para que los sabores se mezclen bien y los frijoles estén bien calientes.
  5. Prueba los frijoles puercos y ajusta la sazón según tu gusto personal, agregando más sal, chile en polvo o jalapeño si es necesario.
  6. Sirve los frijoles puercos en platos individuales. Si lo deseas, espolvorea queso rallado por encima y acompaña con tortillas de maíz calientes.
Leer También:  Fertilización orgánica para un cultivo saludable de frijoles

¡Disfruta de tus frijoles puercos! Esta es una receta que puede ser bastante picante, así que ten cuidado con la cantidad de chile que agregas si no toleras mucho el picante.

Frijoles Negros

Los frijoles negros son un ingrediente muy versátil y delicioso que se utiliza en muchas cocinas de todo el mundo. Aquí te presento algunas recetas populares que puedes probar con frijoles negros:

  • 2 tazas de frijoles negros cocidos (pueden ser enlatados).
  • 2 cucharadas de aceite de cocina.
  • 1 cebolla picada.
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • Sal y pimienta al gusto.

Recetas sencillas para disfrutar de tus frijoles cultivados en casa

Instrucciones:

  1. Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio.
  2. Agrega la cebolla y el ajo picados y saltea hasta que estén dorados.
  3. Añade los frijoles negros cocidos y el comino molido. Cocina durante unos minutos.
  4. Usa un tenedor o una pala para aplastar los frijoles mientras los revuelves en la sartén.
  5. Cocina hasta que los frijoles estén bien calientes y la mezcla tenga una textura espesa y cremosa. Añade sal y pimienta al gusto.
  6. Sirve los frijoles refritos como acompañamiento o en tacos, burritos o nachos.

Tacos Dorados de Pollo en Salsa de Frijol

Los Tacos Dorados de Pollo en Salsa de Frijol son una deliciosa opción para disfrutar en una comida o cena. Aquí tienes una receta básica para prepararlos.

Para los tacos dorados:

  • 1 pechuga de pollo cocida y desmenuzada.
  • 12 tortillas de maíz.
  • Aceite vegetal para freír.
  • Palillos de dientes.

Para la salsa de frijol:

  • 1 taza de frijoles negros cocidos (puedes usar frijoles enlatados).
  • 1/4 de cebolla picada.
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 1 chile serrano picado (ajusta la cantidad según tu nivel de picante deseado).
  • 1/2 taza de caldo de pollo (o agua).
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite vegetal para freír.

Para la guarnición:

  • Lechuga picada.
  • Queso rallado.
  • Crema agria (opcional).
  • Salsa picante (opcional).

Recetas sencillas para disfrutar de tus frijoles cultivados en casa

Instrucciones:

  • Preparación de la salsa de frijol:
    1. En una sartén, calienta un poco de aceite a fuego medio.
    2. Agrega la cebolla, el ajo y el chile serrano picados. Cocina hasta que estén dorados y fragantes.
    3. Añade los frijoles negros cocidos y el caldo de pollo (o agua).
    4. Cocina a fuego medio durante unos 10 minutos o hasta que los frijoles estén bien calientes.
    5. Transfiere la mezcla a una licuadora o procesador de alimentos y mezcla hasta obtener una salsa suave. Si es necesario, agrega más caldo de pollo para obtener la consistencia deseada.
    6. Añade sal y pimienta al gusto.
  • Preparación de los tacos dorados:
    1. En una sartén grande, calienta suficiente aceite vegetal a fuego medio-alto para freír los tacos.
    2. Calienta las tortillas de maíz en el microondas o en una sartén hasta que estén flexibles.
    3. Rellena cada tortilla con pollo desmenuzado y dóblala por la mitad.
    4. Sujeta cada taco con un palillo de dientes para que mantengan su forma.
    5. Fría los tacos en el aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes. Esto debería tomar unos 2-3 minutos por cada lado.
    6. Retira los tacos dorados del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  • Montaje de los tacos:
    1. Retira los palillos de dientes de los tacos dorados.
    2. Sirve los tacos dorados en un plato, acompañados de lechuga picada, queso rallado y la salsa de frijol que preparaste.
    3. Si lo deseas, agrega crema agria y salsa picante al gusto.

¡Disfruta tus Tacos Dorados de Pollo en Salsa de Frijol! Puedes servirlos como aperitivo o plato principal en tu próxima comida o cena.

Tamal de Frijol

El tamal de frijol es una deliciosa preparación de la cocina mexicana y de otros países de América Latina. Es una variedad de tamales que se elabora con masa de maíz rellena de frijoles, generalmente frijoles negros o pinto, y a menudo se le añade queso, chiles, hierbas y otros ingredientes para darle sabor. Aquí tienes una receta básica para hacer tamales de frijol:

Para la masa:

  • 2 tazas de masa de maíz.
  • 1/2 taza de manteca de cerdo o aceite vegetal.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • Sal al gusto.
  • 1 taza de caldo de pollo o vegetal (puede ser el caldo en el que cociste los frijoles).
  • Hojas de maíz (hojas de plátano) para envolver los tamales.
Leer También:  Elegir la mejor época para sembrar frijoles

Para el relleno de frijol:

  • 2 tazas de frijoles cocidos y refritos (pueden ser frijoles negros, pintos u otros).
  • 1 taza de queso rallado (opcional).
  • Chile en polvo o chiles picados al gusto (opcional).

Instrucciones:

  • Preparación de la masa:
    1. En un tazón grande, mezcla la masa de maíz con la manteca de cerdo o el aceite vegetal hasta que quede suave.
    2. Agrega el polvo de hornear y la sal, y continúa mezclando.
    3. Poco a poco, agrega el caldo de pollo o vegetal y sigue mezclando hasta obtener una masa homogénea y suave.
  • Preparación del relleno:
    1. En otro recipiente, mezcla los frijoles refritos con el queso rallado y el chile en polvo o los chiles picados, si deseas un toque picante.
  • Montaje de los tamales:
    1. En cada hoja de maíz, coloca una porción de masa en el centro y extiende un poco con una cuchara.
    2. Luego, agrega una porción de la mezcla de frijol y queso en el centro de la masa.
    3. Dobla la hoja de maíz sobre la masa y el relleno, formando un paquete rectangular.
    4. Asegura el tamal con un trozo de hilo de cocina o una tira de hoja de maíz.
  • Cocina al vapor:
    1. Coloca los tamales en una vaporera grande y cocina al vapor durante aproximadamente 1-1.5 horas, o hasta que la masa esté cocida y firme.
  • Sirve caliente:
    1. Después de cocinar, deja enfriar ligeramente antes de desenrollar los tamales y servirlos calientes.
    2. Puedes acompañarlos con salsa de tu elección.



Los tamales de frijol son una deliciosa opción para el desayuno, el almuerzo o la cena, y se pueden personalizar según tus preferencias de sabor. ¡Disfruta de esta tradicional delicia de la cocina latinoamericana!

Nopal Gratinado en Salsa de Frijol

El nopal gratinado en salsa de frijol es un platillo delicioso y nutritivo que combina la suavidad del nopal con la cremosidad de una salsa de frijoles. Aquí tienes una receta básica para preparar este platillo:

  • 4 nopales limpios y cortados en tiras.
  • 1 taza de frijoles cocidos (pueden ser negros, pintos o los de tu elección).
  • 1/2 cebolla picada.
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 1 chile serrano picado (opcional, para dar un toque picante).
  • 1 taza de queso rallado (puede ser queso cheddar, queso manchego o queso de tu elección).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Crema agria o crema mexicana para servir (opcional).

Instrucciones:

  1. Primero, debes cocinar los nopales para eliminar el sabor amargo y la viscosidad. Para ello, hierve agua en una olla grande, agrega las tiras de nopal y un poco de sal. Cocina durante unos 10-15 minutos hasta que los nopales estén tiernos. Luego, escúrrelos y reserva.
  2. En una sartén grande, calienta las 2 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla picada y el ajo picado y cocina hasta que estén dorados y fragantes.
  3. Si deseas un toque picante, agrega el chile serrano picado a la sartén y cocínalo durante un minuto más.
  4. Agrega los frijoles cocidos a la sartén y cocina durante unos minutos, aplastándolos ligeramente con un tenedor o un machacador de papas. Esto ayudará a obtener una textura más suave en la salsa de frijoles.
  5. Añade un poco de sal y pimienta al gusto y cocina la salsa de frijoles durante unos 5-7 minutos hasta que esté bien caliente y espesa.
  6. Precalienta el horno a 180°C (350°F).
  7. En una fuente para horno, coloca las tiras de nopal cocidas en una sola capa.
  8. Vierte la salsa de frijoles sobre los nopales.
  9. Espolvorea el queso rallado sobre la salsa de frijoles y los nopales.
  10. Hornea en el horno precalentado durante unos 15-20 minutos o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.
  11. Retira del horno y sirve caliente. Puedes acompañar este platillo con crema agria o crema mexicana si lo deseas.

Este nopal gratinado en salsa de frijol es un plato sabroso y saludable que se puede disfrutar como acompañamiento o como plato principal. ¡Buen provecho!

Itacates de Frijol con Hoja de Aguacate

Los itacates de frijol con hoja de aguacate suenan deliciosos. Los itacates son una especie de antojito mexicano que se asemeja a las empanadas o las quesadillas. Están rellenos de diversos ingredientes, y en este caso, el relleno es de frijol con hoja de aguacate. Para preparar itacates de frijol con hoja de aguacate, necesitarás los siguientes ingredientes:

Leer También:  Frijoles: De la huerta a la conserva casera

Para la masa:

  • 2 tazas de harina de maíz (maseca).
  • 1 taza de agua tibia.
  • 1/2 cucharadita de sal.

Recetas sencillas para disfrutar de tus frijoles cultivados en casa

Para el relleno:

  • 2 tazas de frijoles refritos (puedes hacerlos con frijoles negros o bayos).
  • 1 hoja de aguacate fresca (puedes encontrarla en tiendas de alimentos mexicanos).
  • 1 cucharada de aceite de cocina.
  • 1/2 cebolla picada.
  • 2 dientes de ajo picados.
  • Sal y pimienta al gusto.

Instrucciones:

  1. Comienza haciendo la masa para los itacates. En un tazón grande, mezcla la harina de maíz, la sal y el agua tibia hasta obtener una masa suave y maleable. Deja reposar la masa durante unos 15 minutos.
  2. Mientras tanto, prepara el relleno. En una sartén, calienta el aceite a fuego medio y luego agrega la cebolla y el ajo picados. Cocina hasta que estén dorados.
  3. Añade los frijoles refritos a la sartén y mezcla bien con la cebolla y el ajo. Cocina durante unos minutos a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté bien caliente. Agrega sal y pimienta al gusto.
  4. Lava la hoja de aguacate y córtala en trozos pequeños. Agrégala a los frijoles refritos y mezcla bien. Cocina por otros 2-3 minutos. Retira del fuego y reserva.
  5. Divide la masa en pequeñas porciones y forma bolas del tamaño de una nuez.
  6. Con la ayuda de un tortillero o un rodillo, aplana cada bola de masa en un círculo delgado, similar al tamaño de una tortilla.
  7. Coloca una porción del relleno de frijol con hoja de aguacate en el centro de cada círculo de masa.
  8. Doble la masa por la mitad para cubrir el relleno y presiona los bordes para sellarlos y formar una especie de empanada.
  9. Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto y cocina los itacates por ambos lados hasta que estén dorados y crujientes.
  10. Sirve los itacates de frijol con hoja de aguacate calientes y disfruta de esta deliciosa comida mexicana.

Puedes acompañar los itacates con salsa, crema agria o guacamole para darles aún más sabor. ¡Buen provecho!

Beneficios de consumir frijoles

El consumo de frijoles, ya sean negros, pintos, blancos, rojos o de cualquier variedad, ofrece una serie de beneficios para la salud debido a su perfil nutricional. Aquí te presento algunos de los beneficios más destacados:

  • Fuente de proteínas: Los frijoles son una excelente fuente de proteínas vegetales, lo que los hace ideales para vegetarianos y veganos. Las proteínas son esenciales para la reparación y el crecimiento de los tejidos en el cuerpo.
  • Alto contenido de fibra: Los frijoles son ricos en fibra dietética, lo que promueve la salud digestiva. La fibra ayuda a prevenir el estreñimiento y mantiene un sistema digestivo saludable.
  • Control de peso: La fibra en los frijoles también contribuye a la sensación de saciedad, lo que puede ayudar a controlar el apetito y a mantener un peso saludable.
  • Regulación de azúcar en sangre: Los frijoles tienen un índice glucémico bajo, lo que significa que liberan azúcar en sangre de manera gradual, lo que es beneficioso para las personas con diabetes o para prevenir picos en los niveles de azúcar en sangre.
  • Reducción del colesterol: La fibra soluble en los frijoles puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL («colesterol malo») en sangre, lo que es beneficioso para la salud cardiovascular.
  • Abundantes en vitaminas y minerales: Los frijoles son una buena fuente de vitaminas del grupo B, como el ácido fólico y la niacina, así como de minerales como el hierro, el magnesio y el potasio.
  • Antioxidantes: Contienen antioxidantes naturales, como flavonoides y polifenoles, que ayudan a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo y a reducir el riesgo de enfermedades crónicas.
  • Promoción de la salud del corazón: Los frijoles pueden ayudar a reducir la presión arterial, lo que es beneficioso para la salud cardiovascular en general.
  • Buena fuente de energía: Los carbohidratos complejos en los frijoles proporcionan energía de liberación lenta, lo que ayuda a mantener niveles de energía estables durante más tiempo.
  • Asequibles y versátiles: Los frijoles son una fuente económica de nutrientes y son versátiles en la cocina. Se pueden utilizar en una variedad de platos, desde sopas y guisos hasta ensaladas y burritos.

Es importante destacar que la forma de preparación de los frijoles puede afectar sus beneficios para la salud. Evitar cocinarlos con grasas saturadas y limitar la adición de sal y azúcar puede maximizar sus beneficios nutricionales. Además, es recomendable combinarlos con una dieta equilibrada y variada para obtener todos los nutrientes necesarios.




(Visited 57 times, 1 visits today)

Deja un comentario