¿Arvejas Trepadoras o de Arbusto? Elige la Variedad Adecuada

En el vasto universo de la jardinería, pocas plantas evocan la imagen de la frescura y la vitalidad como las arvejas. Pero en este reino verde, un dilema se cierne sobre los horticultores: ¿arvejas trepadoras que se elevan hacia los cielos o arbustos compactos que se aferran al suelo?

Esta elección crucial puede dictar el rumbo de tu jardín y la cosecha que te aguarda. Adéntrate con nosotros en el fascinante laberinto de las variedades de arvejas y descubre cuál de ellas se alza como la opción más adecuada para ti.

En este artículo, desentrañaremos los secretos de estos dos arquetipos vegetales y te brindaremos la guía esencial para tomar una decisión informada. ¡Prepárate para sembrar conocimiento y cosechar éxito con tus arvejas!

¿Arvejas Trepadoras o de Arbusto? Elige la Variedad Adecuada

Elección de la variedad adecuada a cultivar

A la hora de cultivar arvejas, una decisión crucial que los jardineros deben tomar es elegir entre las dos principales variedades: arvejas trepadoras y arvejas de arbusto. Cada una de estas opciones ofrece ventajas y desafíos únicos, que se adaptan a diferentes tipos de jardines y objetivos de cultivo.

En esta exploración, analizaremos las características distintivas de ambas variedades, permitiéndote tomar una decisión informada para asegurar un cultivo exitoso y satisfactorio.

Arvejas trepadoras

Las arvejas trepadoras, también conocidas como arvejas de enrame, son ideales si dispones de espacio vertical y la capacidad de proporcionarles un soporte, como enrejados o postes. Estas plantas crecen en enredaderas y pueden producir más vainas por planta en comparación con las variedades de arbusto.

Además, su período de cosecha suele ser más prolongado, ya que las vainas maduras se forman a diferentes alturas de la planta. Esto puede proporcionar una cosecha más continua a lo largo del tiempo, y su crecimiento vertical también significa que ocupan menos espacio en el suelo.

Arvejas de arbusto

Si tienes limitaciones de espacio o simplemente deseas una opción más fácil de manejar, las arvejas de arbusto son una buena elección. Estas plantas no requieren estructuras de soporte, ya que tienen un crecimiento compacto y se mantienen en arbustos.

¿Arvejas Trepadoras o de Arbusto? Elige la Variedad Adecuada

Aunque pueden producir menos vainas por planta en comparación con las trepadoras, maduran más rápidamente y tienen una cosecha más sincronizada. Esto facilita la recolección en una sola vez y proporciona una cosecha concentrada en un período más corto. En general, son más simples de cultivar y cosechar debido a su naturaleza compacta.

Las arvejas trepadoras

Las arvejas trepadoras, también conocidas como guisantes trepadores o guisantes enredaderos, son plantas leguminosas que pertenecen al género Pisum. A diferencia de las arvejas de tipo arbustivo que crecen en forma compacta, las arvejas trepadoras desarrollan tallos largos y flexibles que requieren algún tipo de soporte para crecer verticalmente. Estas plantas son populares en la jardinería y la horticultura debido a su capacidad para trepar y producir vainas comestibles.

Leer También:  Propagación de arvejas: Consejos para la siembra exitosa

Las arvejas trepadoras pueden ser cultivadas tanto en jardines como en huertos y se benefician de estructuras de soporte como enrejados, cercas, postes o redes de jardín para sostener sus tallos a medida que crecen.

Algunas variedades de arvejas trepadoras incluyen:

  • Sugar Snap: Esta variedad produce vainas crujientes y dulces que se pueden comer enteras, incluyendo los guisantes dentro de las vainas.
  • Snow Pea: Las vainas son planas y comestibles, mientras que los guisantes dentro de las vainas son más pequeños. Se consumen principalmente en su estado inmaduro.
  • Shelling Pea: En esta variedad, las vainas son más fibrosas y no tan tiernas, pero los guisantes dentro de las vainas son más grandes y dulces. Se deben extraer de las vainas antes de consumir.
  • Alderman: También conocida como «Tall Telephone», esta variedad es especialmente alta y requiere un soporte robusto. Produce guisantes grandes y dulces.
  • Mange Tout: Otra variante de guisantes de nieve, comúnmente cultivada en Europa, que produce vainas planas y guisantes tiernos.

Las arvejas trepadoras son fáciles de cultivar en climas frescos y se siembran generalmente en la primavera. Requieren suelos bien drenados y una exposición adecuada al sol. A medida que crecen, los tallos tienden a enrollarse naturalmente alrededor del soporte proporcionado, como una forma de trepar y mantenerse erguidos.




Los detalles específicos de cultivo y cuidado pueden variar según la variedad y las condiciones climáticas de tu región, por lo que es recomendable consultar con expertos locales o fuentes de jardinería para obtener información más precisa y actualizada.

¿Cómo se cultivan?

El cultivo de arvejas trepadoras es una forma interesante y práctica de cultivar este vegetal. Aquí se presentan los pasos y requisitos para cultivar arvejas trepadoras de manera exitosa:

  1. Preparación del suelo: Antes de sembrar las arvejas trepadoras, es importante preparar adecuadamente el suelo. Se debe elegir una ubicación soleada que reciba al menos 6 horas de luz solar al día. El suelo debe ser bien drenado y fértil, por lo que se recomienda enriquecerlo con compost o abono orgánico para proporcionar nutrientes adicionales.
  2. Siembra de las semillas: Las arvejas trepadoras se pueden sembrar directamente en el suelo o se pueden germinar previamente en interiores. Si se opta por la siembra directa, se deben hacer surcos de unos 5 cm de profundidad y espaciar las semillas aproximadamente a 10 cm de distancia. Si se prefiere germinar las semillas en interiores, se pueden sembrar en macetas o recipientes individuales y luego trasplantarlas al suelo cuando tengan unas pocas hojas.
  3. Trepadoras y soportes: Las arvejas trepadoras requieren soportes para crecer verticalmente. Se pueden utilizar enrejados, cercas o incluso cañas de bambú. Es importante instalar los soportes antes de que las plantas comiencen a trepar para evitar dañar las raíces o tallos más adelante. A medida que las plantas crecen, se pueden guiar sus tallos hacia los soportes para que se adhieran y trepen con facilidad.
  4. Riego y mantenimiento: Las arvejas trepadoras requieren un riego regular para mantener el suelo húmedo pero no empapado. Se debe evitar el riego excesivo para prevenir enfermedades fúngicas. Además, es importante controlar las malezas alrededor de las plantas y proporcionar un mulch orgánico para mantener la humedad del suelo y reducir el crecimiento de malezas.
  5. Protección contra plagas y enfermedades: Como cualquier cultivo, las arvejas trepadoras pueden ser susceptibles a plagas y enfermedades. Se debe estar atento a posibles ataques de pulgones, ácaros u otras plagas comunes y tomar medidas preventivas o utilizar métodos de control orgánicos si es necesario. Además, es importante inspeccionar regularmente las plantas en busca de signos de enfermedades como mildiu o marchitez, y tomar las medidas adecuadas para prevenir su propagación.
  6. Cosecha: Las arvejas trepadoras están listas para ser cosechadas cuando las vainas están llenas y firmes, pero antes de que las semillas se endurezcan. Se deben cortar las vainas cuidadosamente para evitar dañar las plantas. Es recomendable cosechar las arvejas de manera regular para promover una mayor producción.
Leer También:  ¿Cómo congelar arvejas frescas para disfrutarlas todo el año?

Cultivar arvejas trepadoras puede ser una experiencia gratificante y productiva. Siguiendo estos pasos y brindando el cuidado adecuado, se puede disfrutar de una cosecha saludable y sabrosa de arvejas frescas directamente desde el jardín.

Las arvejas de arbusto

Las arvejas de arbusto, también conocidas como guisantes de arbusto o chícharos de arbusto, son plantas de la familia de las leguminosas que producen vainas con pequeños guisantes en su interior. A diferencia de las variedades de arvejas trepadoras que requieren algún tipo de soporte para crecer verticalmente, las arvejas de arbusto crecen en forma de mata y generalmente no necesitan apoyo adicional.




Estas plantas son populares en jardinería y agricultura debido a su facilidad de cultivo y cosecha. Son una buena opción para jardines más pequeños o para aquellos que no tienen estructuras de soporte para trepadoras. Las arvejas de arbusto también tienden a madurar más rápidamente que las variedades trepadoras, lo que puede ser beneficioso para aquellos que desean una cosecha temprana.

¿Cómo se cultivan?

Cultivar arvejas de arbusto generalmente implica los siguientes pasos:

  1. Preparación del suelo: Asegúrate de tener un suelo bien drenado y enriquecido con compost u otros materiales orgánicos. Las arvejas tienden a prosperar en suelos con buen drenaje.
  2. Siembra: Siembra las semillas en surcos o agujeros a una profundidad de aproximadamente 2-3 cm y con una separación de unos 5-8 cm entre cada semilla. La distancia entre las filas debe ser de alrededor de 30-45 cm.
  3. Cuidado: Riega regularmente para mantener el suelo húmedo pero no empapado. Las arvejas de arbusto suelen necesitar menos agua que las variedades trepadoras. También puedes aplicar un fertilizante equilibrado según las recomendaciones del paquete.
  4. Cosecha: Las arvejas estarán listas para la cosecha cuando las vainas estén llenas y los guisantes dentro de las vainas estén bien formados. Las vainas deben ser de un color verde brillante. Puedes cosechar las arvejas cortiendo las vainas con cuidado para evitar dañar la planta.
  5. Rotación de cultivos: Como parte de una buena práctica agrícola, es recomendable no plantar arvejas u otras leguminosas en el mismo lugar del jardín año tras año para evitar agotar los nutrientes específicos que estas plantas demandan.
Leer También:  Uso de arvejas en la rotación de cultivos para enriquecer el suelo

Las arvejas de arbusto son una opción deliciosa y nutritiva para agregar a ensaladas, platos salteados, guisos y más. Además, son una excelente fuente de proteínas vegetales, fibra dietética y varios nutrientes clave como la vitamina K y el ácido fólico.

¿Cuál de las variedades es mejor para un cultivo de principiantes?

Para los principiantes en la jardinería, las arvejas de arbusto son generalmente la mejor opción. Estas plantas crecen de forma compacta y no requieren estructuras de soporte, lo que las hace más fáciles de manejar. Además, maduran más rápido y ocupan menos espacio en el jardín.

Por otro lado, las arvejas trepadoras son más adecuadas para aquellos con suficiente espacio y disposición para proporcionar soporte a las plantas. Aunque ofrecen un mayor rendimiento de vainas, requieren estructuras de enrejado o cañas de bambú para crecer verticalmente. En resumen, las arvejas de arbusto son ideales para principiantes debido a su facilidad de cultivo y menor requerimiento de manejo.

¿Arvejas Trepadoras o de Arbusto? Elige la Variedad Adecuada

(Visited 5 times, 1 visits today)

Deja un comentario